20140625-194431-71071385.jpg

Tal vez las madres de todos nosotros, trataron de mil maneras que tomemos la leche, ya sea usando una serie de argumentos a favor de nuestra salud y hasta algunas amenazas o chantajes; todo con tal de que terminemos el vaso de leche sin dejar una gota. Es probable que un buen grupo de nosotros haya leído o escuchado una serie de argumentos a favor, (incluyendo aquellos comerciales que le dan propiedades de “estimular la inteligencia” a las leches preparadas con una serie de suplementos) y también en contra (muchos de mis pacientes ya no toman leche porque alguien les dijo – equivocadamente- que la leche “estimula” las células malignas) de nuestra sencilla y querida leche.
Y yo me pregunto ¿qué de todo esto es cierto? ¿Nuestras madres tenían razón? No me pondré a discutir en este momento acerca de las propiedades nutritivas de la leche ni de que si a ud. le conviene más la leche descremada o si su niño debe tomar leche fortificada con hierro, aminoácidos y otros…hablaremos de la leche y el cáncer.
Mucho se ha escrito, hablado y estudiado acerca de la dieta y el cáncer, sobre todo el cáncer de colon y entre los alimentos que se han analizado está la leche. Se han realizado una serie de estudios para aclarar si el consumo de leche puede prevenir el cáncer de colon. Antes que ud. piense en salir de su casa a asaltar una planta lechera diremos que no existe nada claro en prevención, pero si ud. o algún familiar o conocido ha sido diagnosticado de cáncer de colon, esto le interesará. La revista Journal of Clinical Oncology (una de las principales en el área de la oncología) publicó recientemente un artículo en el que se evaluaba la asociación entre el consumo diario de calcio, vitamina D y la mortalidad en pacientes con cáncer de colon. Este estudio prospectivo incluyo 2284 pacientes con diagnóstico de cáncer de colon invasivo no metástasico , a quienes se les realizó seguimiento hasta por 16 años. Luego del análisis multivariado, se encontró que la ingesta de calcio y leche se asoció inversamente con la mortalidad, no así el consumo de vitamina D; solamente luego del diagnóstico de cáncer de colon.

fuente: J Clin Oncol 32. 2014 by American Society of Clinical Oncology

Anuncios