Image

Es verano, los niños están de vacaciones y la mayoría ha pensado en realizar actividades como deportes y paseos o salidas en familia. Estos gratos momentos, pueden sin embargo producir ciertas molestias si no se presta  especial atención en la protección solar de los niños, debido a que pasan más tiempo al aire libre en esta época, pueden quemarse más rápidamente y pueden no darse cuenta de ciertos peligros.

Los padres y encargados del cuidado de los niños son los responsables de protegerlos del exceso de exposición al sol usando los siguientes pasos:

-Evitar la exposición al sol en horas de mayor radiación (entre las 10 y 16 horas).

– Usar ropa que proteja del sol: manga larga en lo posible y sombreros de ala ancha que cubran adecuadamente toda la cabeza, incluyendo el cuello y las orejas.

– Los niños mayores necesitan ser educados acerca de los riesgos de la exposición solar a medida que se vuelven más independientes.

– Este es el momento de desarrollar el hábito de usar protector solar. Se debe usar protector solar de factor 50  en la piel expuesta cada vez que salga y vaya a estar expuesto al sol.

– Los niños menores de 6 meses deben evitar la exposición a la luz del sol directa y deben ser protegidos del sol usando sombreros y ropa que lo cubra. Se puede aplicar protector solar en pequeñas áreas de piel expuesta solo si no se dispone de ropa adecuada y sombra.

A disfrutar las vacaciones!

Anuncios