20130215-171528.jpg

A menudo nos hemos encontrado ante la pregunta de que si el hecho se cocinar en el horno de microondas predispone -o produce- cáncer.
Comentaremos brevemente algunos datos a tener en cuenta acerca de ello.
La radiación que usa el microondas no aumenta el riesgo de cáncer, debido a que usa una radiofrecuencia no ionizante que no tiene la cantidad de energía para producir un daño directo en el ADN y transformar una célula normal en una pre cancerosa o cancerosa.
Esto quiere decir que uno no padecerá de cáncer debido a que ocasionalmente permanece en frente del microondas cuando éste esta encendido. Esto quiere decir también que la comida preparada en el microondas no se vuelve radioactiva.
A pesar de todo existen ciertas pautas acerca del microondas que no deben dejarse de lado:
– Siempre seguir las instrucciones de cocina del microondas, ya que su uso inapropiado puede incrementar el riesgo de quemaduras o cataratas.
– Sólo usar contenedores de vidrio borosilicatado o cerámica. Indiferentemente de lo que se esté cocinando, es mejor evitar los recipientes plásticos, ya que químicos tóxicos como bisfenol A o algunos derivados que pueden incrementar el riesgo de algunos tipos de cáncer, producir alteraciones del desarrollo y problemas de fertilidad.

Anuncios