Para combatir la epidemia del tabaquismo se han tomado varias medidas. Una de ellas es la obligatoriedad en nuestro país de colocar advertencias gráficas con fotos sobre las consecuencias del tabaquismo en los paquetes de productos del tabaco. Estas advertencias tienen por objetivo disuadir al comprador de su consumo.

El problema es que sólo en 15 países, que representan el 6% de la población mundial, es obligatorio incluir advertencias ilustradas que abarquen al menos el 30% de la superficie principal del producto. Entonces, más del 40% de la población mundial vive en países donde esto no se ha normado y además no se impide el uso de términos desorientadores y engañosos en los paquetes, por ejemplo, «light», «ligeros» y «con bajo contenido en alquitrán», ninguno de los cuales significa que se reduzca de hecho el riesgo para la salud.

 

Fuente: OMS
Anuncios