Es importante porque ayuda a los médicos a planificar el tratamiento y sirve para evaluar el pronostico de la enfermedad.

La estadificación se basa en los conocimientos sobre el proceso de evolución del cáncer. Las células del cáncer crecen y se dividen sin control y sin orden, y no mueren cuando deberían hacerlo. Como resultado de esto, forman una masa de tejido que se llama tumor. Conforme crece el tumor, puede invadir órganos y tejidos cercanos. Las células cancerosas pueden también desprenderse del tumor y entrar en el torrente sanguíneo o en el sistema linfático. Al moverse por el torrente sanguíneo o por el sistema linfático, dichas células pueden diseminarse del sitio primario a los ganglios linfáticos o a otros órganos en donde pueden formar nuevos tumores. Cuando el cáncer se disemina, se llama metástasis.

Los parámetros que tomamos en cuenta son la localización del tumor, el tamaño, su diseminación a los ganglios linfáticos, el grado histológico (es decir, que tanto se parecen las células tumorales a las normales – mientras es mas alto, son mas agresivas) y la presencia de metástasis.

El sistema que usamos es llamado TNM, por sus siglas en ingles:

  • T:”tumor” (tumor)
  • N:” node” (invasión de ganglios linfaticos)
  • M: “metastases” (metástasis)

La valoracion de estos parametros clasifica los estadios clínicos del I (el más pequeño) al IV (el más avanzado, con presencia de metástasis).

Para poder determinar el estadío clínico de una enfermedad se usa lo siguiente:

  • Examen físico: el médico evalúa todo el cuerpo del paciente en busca de algún hallazgo inusual. Sirve para evaluar la localización y el tamaño del tumor y la diseminación del cáncer a los ganglios linfáticos u otros órganos.
  • Estudios por imágenes: dan una definición gráfica de los órganos y tejidos del cuerpo. Se usan radiografias, ecografías, tomografías, imágenes por resonancia magnetica, tomografía por emisión de positrones (PET).
  • Estudios de laboratorio: exámenes de sangre, orina u otros fluidos corporales.
  • Reportes quirúrgicos: describen el tamaño y la apariencia del tumor observada durante un acto quirúrgico.
  • Reportes de patología: es el estudio al microscopio de un tumor o tejido extraido del cuerpo a cargo de un médico especialista.

Esta evaluación debe hacerse antes de iniciar el tratamiento y luego de concluirlo, de tal manera que se realizan estudios comparativos para evaluar la respuesta al tratamiento administrado.

 

Fuente: www.nccn.org

Anuncios