¿QUÉ ES?

La quimioterapia consiste en el uso de drogas o quimioterápicos que actúan directamente sobre las células cancerosas, deteniendo así su crecimiento y multiplicación. Puede usarse sola o en combinación con otras estrategias de tratamiento como la cirugía o la radioterapia.

¿CÓMO SE ADMINISTRA?

La quimioterapia puede administrarse de varias formas. Las más frecuentes son:

• Vía intravenosa: A través de un catéter conectado a una vena central o periférica. La utilización del catéter permite evitar múltiples punciones y daño a otras venas de los brazos.

• Vía oral: En comprimidos o cápsulas.

• Existen otras vías de administración usadas con menor frecuencia como la intraperitoneal o intratecal, que tienen indicaciones especiales.

¿PARA QUÉ SE USA?

Dependiendo del tipo de cáncer y su etapa, la quimioterapia puede ser utilizada para:

• Curar el cáncer.

• Detener la propagación del cáncer.

• Disminuir el crecimiento de la masa tumoral.

• Eliminar las células malignas que puedan haberse propagado a otras partes.

• Aliviar síntomas causados por el cáncer.

¿QUÉ FÁRMACOS SE UTILIZAN?

Se utilizan fármacos antineoplásicos que tienen efectos directos sobre las células, de tal manera que evitan su crecimiento y reproducción. Por eso también pueden afectar los tejidos normales del organismo ocasionando lo efectos adversos. El tipo de fármaco o fármacos que se utilizan dependerá de:

• Condiciones generales del paciente (edad, sexo, peso, capacidad funcional o estado general, etc.)

• Resistencia del organismo.

• Tipo de cáncer.

• Ubicación del tumor.

• Extensión del tumor.

Anuncios