El ex-presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, fue diagnosticado de cáncer de laringe localmente avanzado en octubre del 2011. Fue atendido en el hospital Sirio Libanés, donde recibió tratamiento de quimio y radioterapia.

En el mes de marzo, los médicos responsables del tratamiento informaron que los exámenes de resonancia nuclear magnética y laringoscopía revelaron “la ausencia de tumor visible”. Lula ha declarado que sintió miedo durante el tratamiento y de igual manera menciona en sus declaraciones lo duro del tratamiento, pero ahora, después de haber concluido con las sesiones de tratamiento, el exmandatario se encuentra “sin evidencia de enfermedad”.

Luiz Inacio Lula da Silva anunció su regreso a la vida política luego de recibir la noticia de que el tumor cancerígeno que le fue diagnosticado hace cinco meses había desaparecido.

Fuente: peru21
Anuncios