Recordemos que un estilo de vida saludable basado en una dieta balanceada que incluya una variedad de alimentos y actividad física moderada (30 minutos diarios) permitirá mantener un peso adecuado y evitará  o disminuirá el riesgo de padecer ciertos cánceres y otras enfermedades crónico degenerativas.

Se ha demostrado que la obesidad aumenta el riesgo de padecer cáncer de colon, mama, endometrio, riñón y adenocarcinoma de esófago. De igual manera, la inactividad física aumenta el riesgo de cáncer de mama, colon y endometrio.

Es posible tener una alimentación que sea nutritiva, sabrosa, natural y variada, sin que tenga que ser costosa. Una dieta balanceada incluirá:

  • Granos: Los granos integrales (como el trigo, arroz integral, maíz, centeno, quinua, kiwicha)  proporcionan más nutrientes que los refinados (harina y pan blanco, arroz, pastas, féculas).
  • Verduras y frutas: proporcionan vitaminas y minerales; crudas o cocidas, de tal manera que puedan consumirse en una amplia variedad de preparaciones. Son muy importantes para un buen funcionamiento del organismo al ser fuentes importantes de vitaminas. Además tienen un papel protector contra algunos tipos de cáncer del tubo digestivo.
  • Lácteos y derivados: contienen proteínas y minerales importantes. Recordemos también que la leche materna es el principal alimento del lactante.
  • Carnes  y derivados: contienen proteínas, vitaminas y minerales necesarios para el crecimiento, regeneración y mantenimiento de los tejidos, sin embargo no debe exagerarse el consumo de carnes rojas. Además también debe disminuirse el consumo de preparaciones expuestas a altas temperaturas (como las parrilladas) y el de carnes saladas, ahumadas o procesadas (como los embutidos).
  • Aceites y grasas: son fuente de energía, se recomienda un consumo moderado y variado. Las grasas de origen animal provienes de las carnes, huevos y productos lácteos y las de origen vegetal provienen de el maíz, aceitunas, paltas y algunos frutos secos como nueces, almendras y castañas.
  • Azucares: son también una fuente de energía. Se recomienda no ingerirlos en exceso.
Anuncios