Lance Armstrong nació en 1971 en Texas y desde pequeño inició su carrera deportiva, convirtiéndose a la edad de 16 en triatleta profesional. Pronto quedó claro que su gran talento sería la carrera en bicicleta, obteniendo buenos resultados en varias competencias, ganó el Mundial de Oslo, la carrera de Sebastián y el Tour de Francia de 1995.

Pero de pronto todo cambió. Armstrong ya no tenía el mismo rendimiento en las pruebas en las que participó. Algo estaba mal, Armstrong sentía dolor testicular y tenía sangrado con la tos. Luego de los exámenes correspondientes, en 1996, cuando tenía 25 años, se le diagnosticó Cáncer de Testículo estadío clínico IV por presencia de metástasis pulmonar y en el sistema nervioso central. El ciclista fue sometido a cirugía y recibió un tratamiento con quimioterapia intensa. La respuesta al tratamiento fue buena y pudo recuperarse progresivamente hasta regresar a las competencias en Niza en 1998, pero aun no se sentía muy bien y pensó en retirarse definitivamente.

Luego de analizarlo profundamente y contando con el apoyo de sus compañeros y equipo médico a su cargo pudo reincorporarse al mundo del ciclismo. Después de haber derrotado al cáncer pudo ganar 7 veces el Tour de France (entre 1999 y 2005).

A pesar de la dificultad, Lance terminó siendo un ganador, no sólo sobre una bicicleta, sino también en la vida…

Anuncios