El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mi nombre es Grecia. Tengo ahora 38 años (aunque preferirá no revelar mi edad).

Llevaba una vida normal entre mi familia y el trabajo, hasta que en el 2009 todo comenzó. En ese entonces yo jugaba vóley frecuentemente y sentí que me faltaban fuerzas en el brazo derecho y además al momento de sacar tenía un dolor fuerte en la espalda. Fui al médico y me dijo que lo más probable sería consecuencia de una antigua tendinitis o como consecuencia de mi asma.

Le creí, pero el malestar no pasó y después de un mes sin jugar sentí que se me adormecía la cara y el brazo derecho. Fui con otro doctor y me dijo que tenía una contractura muscular y me indicó un tratamiento con antiinflamatorios. Dos meses más tarde me dio una crisis asmática, por lo que tuvieron que nebulizarme en el hospital, pero al regresar a casa, mi esposo tuvo que ayudarme a colocarme una bata, ya que el dolor del brazo no pasaba. En ese momento percibió que yo tenía un bultito en el seno… Me asusté mucho. Fui a la ginecóloga y me indicó una ecografía de senos. Con el resultado en mano me dijo que ese bulto era un quiste sin importancia y me dio un antioxidante y vitaminas para mi cansancio. Tomé el tratamiento durante 15 días sin resultados, hasta que mi hermana me sugirió ir al hospital y así lo hice.

En esa consulta confirmaron que había algo malo y me enviaron inmediatamente a ONCOLOGÍA.

Me temblaron las piernas…quise gritar, llorar. Ya en el consultorio del oncólogo de mamas, el doctor me dijo que tenía que hacerme una biopsia de mama. Mi mamá me acompañó el día que me hicieron el procedimiento. Diez días después me dijeron que era CANCER DE MAMA.

Sentí que el piso se me hundía, solo pensaba en qué iba a pasar con mis hijas de 9 y 15 años si yo les faltaba…Finalmente me dieron una fecha para operarme: 19 de Diciembre del 2009. Después de unas horas en sala de operaciones me extirparon todo el seno derecho. Yo creo que lo principal era vivir sin importar como quedaría yo físicamente; estar al lado de mis hijas fue mi prioridad.

Un mes después comenzaron mis sesiones de QUIMIOTERAPIA. Eran difíciles y dolorosas, pero todo valió la pena. Cuando me operaron tuve 7 de 14 ganglios positivos, por eso me tuvieron que dar RADIOTERAPIA.  Luego de la radioterapia me operaron nuevamente para sacarme los ovarios….

Es un camino largo, pero ya pasado todo puedo decir QUE YO LE ESTOY GANADO AL CANCER, QUE TENGO MAS PODER Y AMOR Y EL NO SE VA A INTERPONER EN MI VIDA, porque tengo el amor de mi esposo, hijas, madre, hermanas y mis amigas/os que son mis ángeles que siempre estuvieron ahí levantándome y no me dejaron caer.

Si hay alguien a quien tal vez le sirva esta experiencia, les aconsejo que se hagan sus chequeos: Papanicolaou, ecografía de mama, etc, ya que un momento del día es suficiente para estar tranquilo el resto del año.

En las fotos una estoy en plena quimioterapia súper pelona y muyyyyyyy hinchada en la otra es 1 año y medio después…

Anuncios