Felicidades de todo corazón para aquellas hechiceras que transforman en luz y sonrisa los dolores que siente en el alma, sólo para que nadie lo note.

Hoy compartimos el testimonio de una mujer maravillosa que pudo sobreponerse al miedo, al dolor y a la enfermedad, un gran ser humano, gran madre, esposa y amiga.

Quienes se encuentran en la lucha por la enfermedad, nunca se desanimen y las demás no dejen de chequearse, no olviden que la prevención es un arma poderosa.

Anuncios